Get Adobe Flash player
Los niños y niñas han quedado enamorados de la ciudad de París, de sus monumentos y de su arte. Todos han querido participar creando sus propias obras. Han aprendido a través de experimentar personalmente la emoción y al ver de lo que han sido capaces de pintar ellos mismos. ¡Feliz verano, ahora a descansar!